AppleComprasGNU/LinuxHardwareMac OS XMacBookPortátilSoftware

Leopard mola

Es la primera vez que veo y uso un sistema operativo de Apple y la valoración final ha sido bastante buena. Por fin entiendo por qué todos los que tienen uno hablan maravillas de él y hay tanta gente intentando instalarlos en PCs.

Las características de mi MacBook son:

  • Intel Core 2 Duo (2Ghz)
  • 2GB de RAM
  • 80 GB de disco duro
  • Pantalla de 13,3″
  • Bluetooh y Wi-fi

Cuando instalas Leopard te das cuenta de que todo es sencillo, las opciones justas y necesarias, las demás no estarán ni estorbando, ni estropeando la vista. Eso sí, la instalación fue algo lenta, duró más de lo que mi paciencia pudo resistir y tuve que dejarlo instalando mientras hacia unos recados. Eso se soluciona copiando el DVD de Leopard a un disco externo conectado por firewire. Una vez instalado y llegas al escritorio, alucinas, ya de serie es muy chulo, en la barra superior tienes lo que equivaldría a la barra de menús de windows, que cambia en función de la aplicación que estemos usando en cada momento y abajo tienes el famosísimo dock, donde tienes los lanzadores de las aplicaciones que usas.

Los primeros momentos fueron un poco extraños, era como… ¿qué hago? ¿dónde están aquí los programas?, pero bueno, todo se soluciona toqueteando todos los menús y todos los botones, jajajaja. Sin tiempo para investigar mucho tenia que hacer un theme para un CMS, ¿qué mejor manera de ver cómo se porta Leopard que poniéndolo a trabajar?, dicho y hecho, instalé un cliente FTP gratuito (Cyberduck) y me puse manos a la obra. Al principio echaba de menos los escritorios virtuales de Ubuntu, pero recordé que Leopard los implementó, así que busqué la opción (Spaces) y activé 6 escritorios virtuales. A partir de aquí todo fue coser y cantar, super cómodo de usar, extremadamente rápido y espectacular. Incluso la instalación de aplicaciones es insultantemente fácil, ¿más que el famoso “siguiente, siguiente, siguiente” de Windows?, eso es complicadísimo comparado con la manera de Apple, coges el programa y lo arrastras a la carpeta programas, ea, instalado, jajajaja.

Un poco lío ha sido el teclado, no tiene mi querida tecla “suprimir”, sólo “backspace” ni tampoco “Alt Gr”, a cambio tiene dos teclas más, una con el logotipo Apple que es para los comandos y otra con una flecha que no se para qué vale todavía… jajaja.

Mientras lo usaba me recordaba mucho a Ubuntu, porque yo tenía los mismo efectos que Leopard en Ubuntu. Claro está que en Leopard la consola ni la ves, a no ser que quieras verla. Es lo que Ubuntu puede llegar a ser.

Mi conclusión, después de esta semana en la que por primera vez he usado un sistema operativo de Apple, es que el próximo ordenador que me compre será un Apple sin lugar a dudas.

PD: Estoy deseando tener mi iPhone para engancharlo a ver qué pasa… jajajaja.

Etiquetado con: , , , , , , ,
Publicado en: Compras, General, Hardware, Mac OS X, Software

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Sígueme en Twitter